26 abril 2008

LA MADRE DEL EMIGRANTE



















Tengo que confesar la especial ternura que me suscita esta escultura llamada popularmente "La LLoca" (La Loca), es de una intensidad tal que se puede apreciar su fuerza y su dolor a través de sus gestos.


Para mí no solamente representa a la madre de ese emigrante que se fue allende los mares a labrar fortuna, es también la novia o esposa del marino que ha salido a la mar, la hija del pescador que murió bajo las aguas en una tormenta Cantábrica, es , en fin , la representante de todas las mujeres que miramos al mar buscando algo perdido o desconocido.

Su ubicación no puede ser mejor : el bello Paseo del Rinconin que bordea el mar durante muchos kilómetros .


Su autor es el escultor Ramón Muríedas en el año 1970.




Espero que os guste tanto como a mí y si un día venís a Gijón recordeis mis palabras y la visiteis.

Abrazos del mar para todos vosotros.

Lola Bertrand

10 comentarios:

STELLA MARIS TABORO dijo...

Gracias por difundir el arte,Felicitaciones!
un abrazo grandote


STELLA MARIS

Anónimo dijo...

Preciosa esta "madre" , Lola, las fotos son estupendas
Abrazos
Anina

fernando dijo...

sin duda, verla de cerca debe ser una gran experiencia. Me dan ganas de ir este verano a Asturias cada vez que entro en tu blog. Besos.

Anónimo dijo...

Pien so que es para quedarse mirándola y... meditar.
Abrazos Lola.
Eva

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Te tienen que nombrar embakadora de Asturias, niña.
Por cierto te quería decir que has hecho este mes un magnífico trabajo en el foro, estupendo Lola.
Un besazo y hasta el domingo

Anónimo dijo...

Muy bueno esto que nos dejas , Lola.
Saludos
Juanchu

Catalina Zentner dijo...

La verdad, el escultor plasmó con verdadero arte la ternura y desolación de esa mujer que despide a un ser querido.

Anónimo dijo...

Conmovedora escultura, Lola.
Saludos
Antonio P

dintilako dijo...

Ten mucho cuidado con Leo Zelada. En Lima le decíamos el VIOLADOR DE SAN MARCOS, es un psicópata de peligro. Mantente alerta y llama a la policía.

julia del prado morales dijo...

Muy hermosa y trascendente la escultura, ciertamente, besos, Julia